Esos locos bajitos

Los Thunder fueron uno de esos equipos que obraron el milagro la temporada pasada al alcanzar los playoffs con uno de los equipos más disfuncionales de la liga (Pablo se mostró bastante disconforme con su equipo durante la temporada). En la fase final lejos de amilanarse contra los poderosos Timberwolves, que terminarían pisando las finales, consiguieron pelear la serie y alargarla hasta el sexto partido. Buen sabor de boca y fin de temporada relativamente dulce para una temporada difícil.

La postemporada respondió a la buena imagen de los playoffs. Pablo1096 consiguió atraer al proyecto a Al Horford, un fichaje necesario para aportar una amenaza de nivel al juego interior del equipo, y formar un big three con Booker y Wall. Con la idea de complementar a estos tres, la llegada de jugadores de rol competentes como Ariza, Markieff Morris o el gigante Mariano; le han dado a la plantilla un poco de experiencia y profundidad para afrontar la temporada con menos problemas que el año pasado.

Con estos ingredientes podemos esperar una buena temporada de los Thunder, los equipos de Pablo1096 suelen tener un juego correoso, ordenado y con tendencia a no desperdiciar los errores del rival. Estos Thunder se posicionan como uno de los outsiders más interesantes de la liga.

Plantilla:

Los contratos cortos de los fichajes mantienen saneada la economía de una franquicia condicionada por los salarios de Wall y Booker.

Puntos fuertes:

  • El dúo Booker-Wall: Con la presumible subida de Booker y el rendimiento de Wall en el juego, esta pareja va a ser una pesadilla para sus rivales. Durante los playoffs demostraron muy buena química.
  • Una referencia interior para desatascar: Los fichajes de Horford y de Boban debieran descongestionar un posible atasco exterior del equipo. El dominicano también permitirá abrir mucho el campo para que Booker y Wall tengan espacio en las penetraciones.

Puntos débiles:

  • El de siempre, plantilla corta: El principal problema de Pablo1096 no reside en su juego, sino en el confeccionamiento de sus equipos. Talento le sobra, pero más allá de Wall Booker y Al no parece que vaya a sumar nadie más con regularidad. La mejora respecto al año anterior es considerable, pero en un oeste cada vez más duro puede que tenga que buscar complementos de cara a playoffs.
  • El agujero del banquillo: A pesar de los buenos fichajes de Markieff Morris y Ariza, las posiciones de 3 y 4 cuando entren a rotar no podemos decir que sean débiles, podemos decir que son inexistentes. Mudiay y Augustine pueden ofrecer buenos minutos en algún partido, pero con tal panorama en esas dos posiciones sus rivales se desentenderán centrando su defensa en estos dos y el 5.

La Estrella:

  • Wall: No sabemos si Booker tendrá una subida muy gorda aún en este juego, pero a su manager le mola Wall, y su macho alfa después de los pasados PO ya quedó claro quién es (18,5 en Índice de uso, el 5º más alto de los pasados playoffs).

El Pippen:

  • Booker: El bueno de Devin es uno de esos jugadores que ha sufrido para encontrar una plantilla donde sentirse importante y asentarse. Tras varias franquicias parece que los Thunder son el equipo que le va como anillo al dedo. Este año debería subir sus prestaciones como anotador y ser más fiable que el pasado. Parte del éxito de la temporada va a depender de su rendimiento.

El escudero:

  • Al Horford: Es un gran jugador en la vida real y en el juego no lo es menos, será el gran apoyo de su pareja anotadora por dentro. Puede que como center sufra en el rebote, pero acompañado por Boban pueden formar una pareja interior potente y con buen nivel defensivo.

Objetivo real: Playoffs

Sabemos que es un manager especial, capaz de proezas imposibles como la de convertir a Ajinca, un jugador de 72 por el que nadie le daría ni la hora en el artífice de un triunfo imposible con su famoso “Ajincaaaa de mi vida”.

El equipo ha mejorado. El juego y las virtudes de su manager están contrastados. Un peldaño más en sus aspiraciones no parece una aberración, pero alcanzar cotas más altas será más mérito suyo que por el equipo que calzan estos Thunder. ¿Quién sabe? igual se repite la historia y tenemos un “Marianoooo de mi vida”. 

Horford debería solventar esa carencia defensiva que tuvo en la posición de 4 vs jugadores más rápidos y solventar la falta de puntos interior de la temporada pasada. Sabemos que es un manager de motor diésel y que irá a más conforme avance la temporada.

Categories:

Comments are closed

Comentarios recientes