Bigger, Stronger, Faster.

Pocas veces una derrota fue tan dulce. Tras cinco partidos los Timberwolves caían derrotados contra los Hornets de Lebron en su primera experiencia en los playoffs. Toda derrota es dura cuando solo queda un paso para la gloria, pero la sensación transmitida por el conjunto de Adri_casti90 es que aún no han llegado a su tope, y solo queda un paso más.

La evolución es clara. Cinco victorias más respecto a la temporada anterior en la regular (de 56 a 61); 2 rondas más de playoffs superadas; Klay ya es probablemente el escolta más letal de la liga y los jóvenes o ya son estrellas, Fox, o piden la titularidad a gritos, Robinson. Con estos datos sobre la mesa probablemente la decisión más sencilla sería continuar con el núcleo del equipo y confiar en que la dicha caiga por su propio peso, pero estos Wolves no están por la labor.

La postemporada fue toda una revolución en la plantilla. Tras la derrota en playoffs, desde Minnesota pusieron todo su empeño en aprovechar el espacio salarial para captar al agente libre más jugoso de la FA, Anthony Davis, y éste no dudo en hacer las maletas y abandonar las cálidas playas de Florida en busca del anillo. Otro éxito, otro pasito más cerca del anillo.

A este movimiento le siguieron otros que terminaron de perfilar una de las plantillas más temibles de la liga. Drummond y Harrell abandonaron vía sing&trade tras cumplir con creces estas 2 últimas temporadas. El nuevo big three mandaba y el proyecto demandaba gregarios. Tipos como Covington, Theis o Clarkson llegaban para ser nombres propios en las labores de intendencia.

Plantilla:

Los contratos de Davis y Thompson garantizan un futuro prometedor

Puntos fuertes:

  • Uno de los big three más temibles de la liga: Davis llega para aumentar la aportación que Drummond realizaba a esta bestia de 3 cabezas. Ofensivamente aporta variedad de recursos al juego interior, y defensivamente nos encontramos con uno de los mejores interiores de la liga.
  • Buenos complementos y grandes defensores: Los Wolves tienen a muchos jugadores capaces de aprovechar los huecos generados para las estrellas. Defensivamente el quinteto titular será élite gracias a las piernas de Covington y a los brazos de Robinson.

Puntos débiles:

  • Entendimiento entre Klay y Davis y su rol en el equipo: El juego de adri estos dos últimos años se ha basado en el lanzamiento tras bloqueo. Davis probablemente le obligue a cambiar un poco la estrategia.
  • El rebote: Es el único aspecto real en donde pueden echar de menos a Drummond. El poste bajo de Wolves sigue siendo muy bueno y con grandes reboteadores, pero se ha ido el mejor de la liga.

La Estrella:

  • Klay Thompson: A falta de ver el grado de responsabilidad de Davis. Klay se merece con creces ocupar este apartado del análisis. Probablemente es el mejor anotador exterior de la liga (24,3 puntos de media en playoffs). Sus rachas desde la línea de 3 son un auténtico quebradero de cabeza para las defensas rivales.

El Pippen:

  • Anthony Davis: El fichaje estrella del verano y que debe darle ese puntito de ataque superior. Puede que termine la temporada siendo el jugador más importante del equipo (33,5 de PEJ en los pasados playoffs. 2ª mejor marca de los pasados playoffs)

El jugon:

  • D’aron Fox: La temporada pasada fue uno de los mejores bases de la liga durante la regular season. En playoffs continuó con su buen hacer y se convirtió en el líder del equipo en las estadísticas que miden la eficiencia (28,7 PEJ y 19,4 EFI). La llegada de Davis probablemente lo convierta en la tercera pata del banco, pero si mantiene al nivel de juego de la pasada campaña, los wolves van a estar muy tranquilos.

Objetivo real: Anillo

Estamos ante uno de los managers más respetados por su templanza y experiencia. Tiene un estilo de juego muy marcado por una de las pizarras más reconocibles de la liga. Las penetraciones de Fox y las jugadas para los lanzamientos de Klay serán todo un reto para las defensas que los enfrentes. Adri es un manager que no acostumbra a usar el posteo y el cambio de por Davis de Drummond, al que quizás tenía un poco en desuso, será  el que marcará el éxito o fracaso de este equipo en su andadura al anillo.

Davis debería solventar esa carencia defensiva que tuvo en la posición de 4 vs jugadores más rápidos y solventar la falta de puntos interior de la temporada pasada. Sabemos que es un manager de motor diésel y que irá a más conforme avance la temporada.

Categories:

Comments are closed

Comentarios recientes