El desplante de don Damian

Denver ha sido uno de los equipos más regulares en la zona noble de la conocida hasta ahora como la “conferencia fácil” (parece que este año ya no tanto) de la liga franquicia. El equipo de Danimese firmó una buena campaña alcanzando los PO y rascando alguna victoria en los mismos liderados por el bueno de Lillard.

Todo indicaba que la postemporada de los Nuggets iba por el buen camino, Domantas Sabonis estaba atado como restringido, Lillard parecía que iba aceptar el supermax, complementos útiles como Ross o Favors se mostraban favorables a continuar con un proyecto exitoso y estable, hasta ahí todo correcto. Ahora bien, nadie contaba con que Lillard hiciese las maletas y se fugase rumbo a las playas de Miami. Ese jarro de agua fría parece que ha mandado a este equipo directamente al abismo de la liga.

A pesar de haberse movido para conseguir dos buenos jugadores (Conley y Bogdanovic, dos 79) para al menos sobrellevar un poco la temporada, el vacío que Lillard (jugador con mayor índice de uso de los pasados playoffs por encima de Oladipo y Anteto) ha dejado a este equipo lo sitúa probablemente como la peor plantilla de la liga, no pensar en la reconstrucción sería un error.

Plantilla:

A pesar de no renovar a Lillard, los Nuggets se situan 7 millones por encima del límite

Puntos fuertes:

  • Son jugadores buenos y sin nada que perder: La plantilla en sí no es mala, algunos son jóvenes con margen de mejora. Danimese jugará asumiendo su desventaja todos los partidos siendo un manager competitivo y complicando más de un partido al que se confíe.
  • Jugadores interesantes para otros equipos: No vamos a resaltar más virtudes porque no las hay. La mejor noticia para los de Colorado este año es que su plantilla cuenta con assets muy interesantes para equipos contenders. El cierre de mercado debería aliviar las cuentas y ser un buen caladero de picks y talento joven.

Puntos débiles:

  • Ausencia de puntos: Entre Conley, Bogdanovic y Sabonis no parece que vayan a llegar a más de 30 puntos por partido, cuando cada equipo de la liga tiene un jugador sólo que sobrepasará los 20, además de otros con mayores registros.
  • Defensivamente muy blandos: En ataque la temporada no pinta bien, alguna explosión anotadora puede dar alegrías a los de Denver, pero es el otro lado de la pista donde habita el mayor problema de este equipo.

La Estrella:

  • Sabonis: Domantas es uno de esos jugadores difícil de calificar. Probablemente no esté capacitado para liderar un equipo, pero a sus 24 ya sabe lo que es ser un all-star y se ha labrado un status en la liga. Este año le toca dar un pasito más y tratar de ocupar el puesto de referente.

El Pippen:

  • Conley: Viene de un bajón tremendo en el juego, pero hay esperanza con él después de lo visto en la burbuja, además es un jugador muy competente a pesar su media y será el timón.

El escudero:

  • Bogdanovic: El único fichaje con algo de cartel de este equipo, muy buen anotador, de él depende que rasque alguna victoria de más este equipo.

Objetivo real: Reconstrucción Total

Es un manager muy competitivo y siempre está ahí, pero cualquier cosa que supere quedar entre los 5 últimos será un milagro del mismo.

Hay equipos a los que se les acusa de tankear, este equipo probablemente no lo podrá evitar aún dando el 200% todos los partidos.

Categories:

Comments are closed

Comentarios recientes